Inauguración con ensayo general

Coronación de la Presa de la Serena
La inauguración iba a ser el 24 de enero de 1990. Fue la única inauguración que ensayamos previamente. Tuve la oportunidad de asistir a muchísimos actos de inauguración o puesta de primera piedra de obras o actuaciones realizadas por la Junta de Extremadura o por otras instituciones y gobiernos, por la sencilla razón de que me tocó gobernar Extremadura cuando quedaba casi todo por hacer. Pero ninguno de los actos que hice antes y después de la inauguración de la presa de La Serena contó con un ensayo general con todo puesto.

El 24 de enero de 1990, autoridades de todo tipo y ciudadanos de la comarca de La Serena y de La Siberia nos dimos cita en los alrededores de la presa que iban a inaugurar los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía. Había varios alcaldes, la mayoría de los cuales habían aprobado la construcción de la presa más grande de España y la segunda de Europa. Digo la mayoría, porque algunos, como el de Peñalsordo, no estuvieron de acuerdo con esa imponente obra. Sus argumentos de oposición fueron rebatidos contundentemente por Confederación Hidrográfica del Guadiana.

Sigue leyendo

¡Si me queréis, irse!

Artur Mas y Oriol Junqueras. (Reuters)

“¡Si me queréis, irse!”, gritó Lola Flores el 25 de agosto de hace 30 años desde el altar de la iglesia de la Encarnación de Marbella cuando se sintió acorralada por el gentío. El temperamento y el malestar por el acoso le hizo decir: “Maldigo la hora en que elegí este pueblo para celebrar la boda de mi hija Lolita”. Invitó a tanta gente al casamiento que la ahogaron por el calor y por los besos.

Sigue leyendo

La mentira como hecho diferencial

Jordi Pujol y Artur Mas durante una reciente ejecutiva de CDC (EFE)

“La consulta del próximo 9 de noviembre no se puede considerar la definitiva. Como no se hubiera podido considerar la que tenía la cobertura del decreto”. Este es uno de los párrafos que transcribía El Confidencial el martes pasado tras la comparecencia de Artur Mas en la galería gótica del Palacio de la Generalitat. No era ninguna novedad porque unos días antes el mismo presidente Mas había declarado al rotativo estadounidense The New York Times que la consulta del 9 de noviembre está en suspenso. A su antecesor, Jordi Pujol, se le olvidó contarle a los catalanes lo de la herencia oculta en un paraíso fiscal, y a Mas se le pasó contarle a los catalanes lo de que si el Gobierno se oponía, que no habría referéndum. Sigue leyendo

El capitán, el maquinista y la auxiliar de clínica

Traslado de uno de los religiosos españoles infectados por el ébola. (Efe)

El 13 de noviembre de 2002, el petrolero Prestige se accidentó y, seis días después, acabó hundiéndose frente a la costa da Morte gallega. Las 77.000 toneladas de fuelóleo que se almacenaban en las bodegas del barco generaron una marea negra que el entonces vicepresidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, confundió con otra cosa: “Salen unos pequeños hilitos, hay cuatro en concreto, los que se han visto, cuatro regueros, me dicen, regueros solidificados con aspecto de plastilina en estiramiento vertical”. Sigue leyendo

La única pluma de Artur Mas

Artur Mas rubrica el decreto de convocatoria de la consulta del 9-N. (Efe)

Tuve la santa paciencia de ponerme el sábado pasado frente al televisor para presenciar en directo el gran teatro que la Generalitat de Cataluña había organizado en la sede del Ejecutivo catalán. Llegó Artur Mas vestido y peinado escrupulosamente. Saludó a su Gobierno, al resto de invitados y, cual torero que se empeña en hacer una gran faena, dio unos pasos hacia adelante y se situó casi en el centro del improvisado ruedo que formaban los asistentes al solemne acto. Sigue leyendo