Sumar o dividir

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos. (Reuters)

Clemente Domínguez, sevillano de 59 años, fue ordenado obispo el 11 de enero de 1976 mediante unos ritos al margen de la liturgia católica por el arzobispo vietnamita Pedro Martin Ngo-Din Thuc, el mismo que le había hecho sacerdote el 31 de diciembre de 1971. El 27 de agosto de 1978, Clemente Domínguez Gómez afirmó haber recibido un mensaje de la Virgen, en el que le mandó convertirse en Papa y ese día se autoproclamó máximo pontífice, con el nombre de Gregorio XVII. Se creyó el más listo, el más sabio y el más santo. En realidad era un pobre diablo al que no le gustaba ser monaguillo pudiendo ser Papa.
Sigue leyendo