SÍNDROME DE PETER PAN

Una estatua de Cristóbal Colón, en el suelo tras ser derribada en Saint Paul (Minnesota) - Evan Frost AP

Una estatua de Cristóbal Colón, en el suelo tras ser derribada en Saint Paul (Minnesota) – Evan Frost AP

Tenía un cachorro en mi casa. Cada vez que podía, y podía cuando estaba solo, destrozaba zapatillas, cortinas, alfombras, etc. Nos descuidamos, y la maceta más bonita, y que con mucho cuidado pusimos en un macetero de cerámica, cayó hecha añicos; desde el primer día se propuso tirarla, y lo hizo con gran estruendo y esparciendo la tierra de la planta por medio patio. Debe ser que mi cachorro llegó a casa muy mal educado. A pesar de que le hemos dado alojamiento en nuestra casa, alimentos completos, que le hemos llevado al veterinario para vacunarlo o cuando ha hecho falta, que le hemos comprado juguetes y golosinas y, lo más importante, que le hemos garantizado una infancia y juventud llena de confort, el veterinario y muchas páginas en internet nos dicen que la manía de romper todo, desde jarrones hasta maceteros, es la consecuencia de su comportamiento infantil y de su irresponsabilidad. Creímos, que nuestro perro tenía mal carácter. No era eso. Seguramente había olvidado todo lo que le habíamos dado para que su salud, su alimentación y su confort quedaran asegurados.

A los que tienen el síndrome de Peter Pan hay que marcarles el territorio y dejarles claro lo que pueden y no deben hacer. Muchas veces, lo que hacen los que están en edad infantil no es por su culpa sino por la nuestra, por la de los adultos que no supimos educarlos. Otras veces, quienes parecían haber superado la edad infantil, lejos de mantener un comportamiento acorde a su edad adulta, siguen pareciendo cachorros ineducados, irresponsables y desagradecidos a quienes les dieron todo lo que son en la vida.

No sé por qué me ha venido a la mente el comportamiento de mi cachorro cuando he visto el afán de algunos por tirar estatuas. He guardado mis zapatillas por si se olvidan de las estatuas y les da por las alfombras, los maceteros y las esculturas.

2 pensamientos en “SÍNDROME DE PETER PAN

  1. Vemos que los Talibanes que destruyeron Palmira no estan solos ni son los únicos , la barbarie y la incultura experimentan un proceso de globalización . Pero seguiremos adelante , creyendo en un mundo donde el respeto y la cultura sea salvaguarda .

  2. Muy buena reflexión. Vivimos en unos tiempos muy convulsos, todo se viene a bajo. Qué patrimonio cultural, social y de principios éticos y morales vamos a quedar a las generaciones venideras? es de locos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.