El mundo al revés

Don Juan Carlos I, Suárez, Fraga, Carrillo, Peces Barba, Lavilla, Fernández-Miranda, Abril Martorell, González, Guerra, Gutiérrez Mellado, Pujol, Arzallus, Roca. De toda esa nómina, son muy pocos los que pueden mantener alto el espíritu de los que algunos denominan despectivamente el «régimen del 78».
Ese régimen, que yo reivindico por haber conseguido que los españoles estemos viviendo el mayor periodo de tiempo en libertad, se basa en la Monarquía parlamentaria. Nadie se atreve a propugnar la eliminación del parlamento porque, por el momento, en la Europa en la que nos encuadramos casan mal los regímenes autoritarios. Unos cuantos sí que desearían eliminar la Monarquía para que el régimen del 78 se desmoronara como una torre de naipes.

Sigue leyendo

La paja en el ojo ajeno

El tuit de Quim Torra

«Colau sigue pensando que “el teléfono hay que cogerlo siempre cuando llame Torra”, pero no la mano tendida de un Rey que representa a la nación española de la que Barcelona forma parte»

En un texto que Torra reprodujo vía Twitter, el presidente del Gobierno catalán reprochó a Pedro Sánchez no haber contestado su llamada telefónica del sábado 19 de octubre pasado. Según el texto de la carta, Torra escribió que «usted se niega a hablar con el representante de los catalanes y, aún peor, se niega a establecer ningún tipo de diálogo».
Sigue leyendo

¿Cómo piensan pasar a la historia?

«Los actuales dirigentes de las formaciones que apoyan la Constitución española tienen que decirnos ya al resto de los españoles cuál va ser el papel por el que quieren pasar a la historia»

¿Qué es un relator? ¿Quién es el relator? No me interesa tanto saber quiénes son ellos como saber quiénes somos nosotros. Y en ese nosotros incluyo a los partidos constitucionalistas, tanto los que votamos la Constitución (PSOE) como los que se abstuvieron (PP) o no la votaron porque no existían como partido en 1978 (Cs). Y ese nosotros enfrenta un conflicto que promete acabar con la Constitución y, por tanto, con la democracia, salvo que seamos capaces de ganarles desde la legalidad constitucional y desde la lealtad democrática. Ese conflicto no es otro que el proceso secesionista que si no fuera por la tragedia que está generando en Cataluña podríamos equipararlo al proceso de Kafka por la cantidad de dislates que lo acompañan.
Sigue leyendo

Los Costaleros y el «Pop-up»

Los Costaleros y el "Pop-up"

Los Costaleros y el “Pop-up” – Nieto

«Todos nos hacemos de nuevas cada vez que los portadores comienzan su espectáculo. Periodistas, tertulianos, diputados y senadores fingen que no se sabe si finalmente resplandecerá el sol y habrá presupuestos o por el contrario, la supuesta nube negra descargará con furor unos cuantos litros por metro cuadrado que volverá imposible la continuación del gobierno o la buena marcha del país»

Sigue leyendo

La miel o la hiel

Quienes ya peinamos canas sabemos de algunas cosas más por viejos que por diablos. Nosotros también fuimos jóvenes y, como tales, deseosos de encontrar la piedra filosofal que convirtiera en oro todo lo que tocáramos. Nos llegamos a convencer de que «la letra con sangre entra» era uno de esos eslóganes que ponían en circulación nuestros predecesores cuando no habían descubierto metodologías que sustituyeran el castigo por la estimulación. «Se consigue más con miel que con hiel» fue una máximas que aplicamos cuando creímos que a una dictadura feroz, que utilizó durante cuarenta años la sangre, la hiel y el vinagre, debería sustituirla una democracia que se sirviera de la palabra y la miel para vencer a los que desconfiaban del proceso que iniciamos a la muerte del dictador. Sigue leyendo

155. ¿En manos de quiénes?

Senado - ÁNGEL DE ANTONIO

Senado – ÁNGEL DE ANTONIO

En la crisis provocada por los independentistas catalanes, el Gobierno de España ha agotado hasta el final cualquier posibilidad que le impidiera aplicar el artículo 155 de la Constitución española. Por muy poco informado que se esté, se sabe que las apelaciones al diálogo por parte del presidente de la Generalidad estaban viciadas por la intransigencia. No se proponía una vía constitucional que posibilitara el entendimiento, sino que se buscaba el argumento para seguir acumulando razones que convencieran a los independentistas de que España manifiesta incomprensión y desidia hacia las aspiraciones del pueblo catalán. Sigue leyendo