Vea y compare

Es posible que el señor Tezanos, catedrático de sociología y director del CIS, se equivocara honradamente en el sondeo que publicó semanas antes de la celebración de las elecciones autonómicas andaluzas, atribuyendo de 45 a 47 escaños al PSOE de Andalucía y solo 1 al incipiente partido llamado VOX. El error fue de tal naturaleza que, tal vez, Tezanos debería revisar sus métodos y adaptarlos a los tradicionales del CIS que están ya suficientemente contrastados. Desde mi punto de vista, no hay que ser sociólogo ni politólogo ni analista político, que de todo hay, y en abundancia, en emisoras y televisiones, para haber comprendido que las cosas no podían haber salido de manera diferente a como se han conducido. No podía ser creíble una candidata que apostando, con todo merecimiento y todas las credenciales, a la Secretaría General del PSOE, lo que implicaba el abandono de la presidencia de la Junta de Andalucía y de la Secretaría General del PSOE andaluz, cuando pierde esa oportunidad, regresa a tierras andaluzas como si nada hubiera pasado. Y sí pasó: pasó que perdió mucha credibilidad. Si se opta por lo más, después no se puede acudir a lo menos diciendo que lo menos es lo más. De nuevo el sistema de primarias casi aniquiló a una excelente política y contribuyó a la derrota del PSOE en Andalucía.
Sigue leyendo

Santa Bárbara, el PP y el Ibex35

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, se entrevistó este viernes con Alexis Tsipras en Atenas. (Gtres)

El pasado miércoles, 4 de febrero, el CIS publicó el último sondeo de opinión pública. Sobre la proyección del voto en el supuesto de que ahora se celebraran elecciones generales, ya se sabe el resultado: 1º, PP; 2º, Podemos; 3º, PSOE. En intención directa de voto: 1º, Podemos; 2º, PP; 3º, PSOE. Son múltiples las valoraciones que se han hecho por las distintas fuerzas políticas y, al igual que ocurre el día de las votaciones, todos han tendido a arrimar el ascua a su sardinay a procurar que el ciudadano perciba algún detalle que, por tan rebuscado, le pasó desapercibido.

Sigue leyendo