Matteo Salvini, alias “Águila Real”

Matteo Salvini, en una imagen de archivo.

Matteo Salvini, en una imagen de archivo.

No parece que el cainismo haya hecho su aparición en estos convulsos y sospechosos tiempos en los que vivimos. La Biblia ya cuenta la historia de Caín y Abel. No parece que en esos tiempos en los que no había razones económicas o sociales para expulsar a nadie del nido materno, Caín matara a su hermano Abel para quedarse con los beneficios del incipiente Estado del bienestar. Fueron los celos, otra enfermedad de los humanos los que propiciaron el primer asesinato de la historia. Después de eso, la aniquilación del otro parece que se instaló en el código genético de los seres humanos, hasta el punto que cuando conocemos noticias como la que están protagonizando los 629 migrantes del barco Aquarius, no tenemos más remedio que pensar en Caín y en su salvaje proceder.

Sigue leyendo

Blancanieves y la bruja fea

El primer ministro húngaro y líder ultraderechista Viktor Orban. Reuters

Desde un país definido y articulado, la izquierda puede encontrar aliados que no sientan el desencanto de la política si está en condiciones de emitir avisos de que verdaderamente la democracia y la lucha contra las desigualdades está dentro de sus preocupaciones y de sus riesgos, en el interior y en el exterior de sus fronteras nacionales.

Sigue leyendo

¡Cualquiera fuma en las calles de Madrid!

Contaminación en Madrid. EFE
La revista Science of the Total Environment se hacía eco en noviembre de 2010 de la existencia de una partícula bautizada como PM2,5, generada por los motores diésel, de esos que hacen funcionar a buena parte del parque móvil de nuestro país. La partícula ni se ve ni se toca, porque mide menos de 2,5 micras de diámetro y además no desprende ningún tipo de olor que permitiera ser detectada por el olfato humano.

Sigue leyendo

La Europa de los miedos

Cadáver de un inmigrante en una playa de Fuerteventura. (Reuters)

El pasado 24 de junio, el presidente y los expresidentes del gobierno de España coincidieron en un acto de celebración del trigésimo aniversario de la firma del Tratado de Adhesión a la entonces llamada Comunidad Europea. Celebración que contó con la presencia de quien, por aquel tiempo, ocupaba la jefatura del Estado, Don Juan Carlos I, y con el actual Rey, Don Felipe VI. Esa fecha se ha convertido en uno de los símbolos del imaginario español que, junto con la bandera, el himno, la divisa y la moneda única, identifican a la Unión Europea.
Sigue leyendo

Conclusiones para después de un atentado

Hollande, Juncker, Netanyahu, Keita, Merkel, Abbas y Renzi, durante la marcha en París tras los atentados del 'Charlie Hebdo' (Reuters).
Miren esta noticia del pasado 11 de enero, tres días después del atentado de París: “Las tácticas letales de Boko Haram no parecen tener límites. La milicia islamista nigeriana utilizó ayer a una niña de 10 años para atentar contra un mercado en Maiduguri, al noreste del país. La pequeña detonó los explosivos que llevaba y mató a una veintena de personas. El atentado culmina una semana en la que la ofensiva contra la ciudad de Baga ha causado 2.000 muertos”. Y ahora fijémonos en esta otra del pasado lunes, 12 de enero: “El asesinato de 17 personas -periodistas, dibujantes, policías y jóvenes judíos- tuvo ayer enfrente la principal concentración contra los islamistas radicales. En toda Francia, los cálculos elevaban anoche a cerca de cuatro millones la cifra total de ciudadanos en la calle, la mayor movilización de la historia del país.”
Sigue leyendo

Maleta y puerta

Juncker comparece ante la Eurocámara para hablar del Luxleaks. (Efe)

Está bien que la rabiosa actualidad se imponga sobre lo que verdaderamente debería inquietarnos como ciudadanos de un Estado y de la Unión Europea. Está bien que lo del presidente de la Junta de Extremadura acapare nuestra atención. Está bien que la astucia tramposa del presidente de la Generalidad de Cataluña se lleve todos los minutos y todas las páginas de la prensa diaria. Pero también estaría bien que noticias como las que nos servía hace unos días El Confidencial no cayeran en saco roto, porque son millones de euros los que nos han birlado mientras nos obligaban a sacrificar nuestro bienestar.

Sigue leyendo