Pasará el 24 y Susana Díaz será presidenta de Andalucía

Susana Díaz, en un mitin en Alcalá de Guadaíra. (Efe)

Antes de que se apague el domingo, los españoles podremos saber quiénes ganaron las elecciones locales en los municipios en los que residimos y en las comunidades autónomas en las que se ubican esos pueblos y ciudades, a condición de que esas autonomías estén dentro de las trece en las que se hayan celebrado elecciones regionales.En muchos casos, los vecinos no solo conoceremos al partido ganador sino, también, el nombre de las personas que regirán los destinos municipales en sus respectivos Ayuntamientos. En otros casos, habrá que esperar a un nuevo recuento en las Juntas Electorales de Zona con la incorporación de los votos de residentes en el extranjero. Y en ocasiones, hasta el día de la celebración del pleno municipal para la elección de alcalde, no se conocerá el nombre y el partido al que pertenezca la persona que resulte elegida, como consecuencia de los previsibles o desconcertantes acuerdos entre las diferentes fuerzas políticas que hayan decidido pactar para conseguir una mayoría de gobierno.

La previsible falta de mayorías absolutas en las autonomías propiciará situaciones parecidas a las que está viviendo Andalucía en estos momentos

Habrá que esperar para ver si ese tipo de pactos son hechos aislados o moneda común como consecuencia de la aparición de fuerzas políticas que no estaban en anteriores procesos electorales. Intuyo que lo que será una excepción en los ayuntamientos puede ser la norma general en las comunidades autónomas si, al final de la jornada electoral, el comportamiento de los electores se parece a lo que han ido diciendo los sondeos a lo largo de las últimas semanas. La previsible falta de mayorías absolutas propiciará situaciones parecidas a las que está viviendo Andalucía en estos momentos, donde hay una fuerza (PSOE) que quiere gobernar, que presenta a su candidata a presidenta para gobernar y, al lado, cuatro partidos (PP, Podemos, Ciudadanos e IU) que ni quieren gobernar ni quieren que gobierne el partido que ganó las elecciones, que ni comen ni dejan comer. Bien pudiera pasar que Andalucía sea el comodín que intenten meter en sus cartas los partidos que ni ganaron en la comunidad andaluza ni ganarán en el resto de municipios y en las trece comunidades autónomas que celebran elecciones.

Los partidos emergentes pueden tener la esperanza de que con un resultado local o regional que les sitúe como segunda o tercera fuerza política en determinadas circunscripciones, sean capaces de arrancar el compromiso del PSOE para que les voten para conseguir la alcaldía o alguna presidencia de comunidad autónoma a cambio de que, a renglón seguido, ellos, con su abstención, desbloqueen la situación de la joya de la corona socialista. Eso explicaría que ni en la primera votación para elegir presidenta de Andalucía, ni en la segunda, ni en la tercera, PP, Podemos, Ciudadanos e IU hayan querido facilitar la salida a una situación que ellos saben que no tiene otra que la elección de Susana Díaz como Presidenta de la Junta de Andalucía.

Parece cantado que apenas quede un vago resplandor de estas elecciones, la situación andaluza entrará por el derrotero que ya anunció el Presidente Rajoy

El chalaneo político, que tantas veces ha sido denostado cuando el que lo practicaba era un partido nacionalista, no parece que vaya a resultar costoso para los que en Andalucía están retardando la formación de un gobierno para ver si antes de aceptar lo evidente son capaces de llevarse algo para su mochila. Veremos lo que dicen las urnas, pero parece cantado que en el momento en que se apaguen las luces y apenas quede un vago resplandor de estas elecciones, la situación andaluza entrará por el derrotero que ya anunció el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando al inicio de la campaña electoral para elegir al Parlamento andaluz, apostó claramente por el gobierno de la lista más votada. Y por eso, todo lo que ha venido ocurriendo desde el día de la investidura andaluza ha sido un ganar tiempo por parte del PP para que pasaran los días, concluyeran las elecciones municipales y autonómicas de ese 24 de mayo, y abstenerse en la nueva sesión que convoque la Asamblea de Andalucía, facilitando así la elección de Susana Díaz como Presidenta de la Junta de Andalucía.

A partir de ese momento y hasta noviembre próximo, el PP repetirá incansablemente que ellos, los populares, se abstuvieron en Andalucía para facilitar la investidura de la candidata socialista. Lo repetirán mil veces para que si acaso en las elecciones generales de noviembre, se repitiera la misma situación pero a la inversa, tratar de cobrar el favor a los socialistas. Claro que Pedro Sánchez, como secretario general del PSOE, no estaría obligado a corresponder si se planteara ese escenario.

Leer más: Pasará el 24 y Susana Díaz será presidenta de Andalucía. Blogs de En Nombre de la Rosa

Antes de que se apague el domingo, los españoles podremos saber quiénes ganaron las elecciones locales en los municipios en los que residimos y en las comunidades autónomas en las que se ubican esos pueblos y ciudades, a condición de que esas autonomías estén dentro de las trece en las que se hayan celebrado elecciones regionales.

Leer más:  Elecciones Municipales y Autonómicas 2015: Pasará el 24 y Susana Díaz será presidenta de Andalucía. Blogs de En Nombre de la Rosa  http://blogs.elconfidencial.com/espana/en-nombre-de-la-rosa/2015-05-23/pasara-el-24-y-susana-diaz-sera-presidenta-de-andalucia_853194/#lpu6Ph5X6IUILSsb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.