Romper, asaltar, barrer, acabar

Pablo Iglesias, elegido secretario general de Podemos. (Foto: Daniel Muñoz)

Nadie sabe si Podemos es un experimento político surgido de la osadía de sus promotores y del cambio de sociedad que ha significado la aparición de las Nuevas Tecnologías o, por el contrario, es otro partido que, cegado por la posibilidad de llegar al gobierno, llega para unirse a los de la Orquesta del Titanic para seguir tocando mientras el barco se hunde.

Como estaba previsto, Pablo Iglesias resultó elegido Secretario General de Podemos, el nuevo partido surgido hace muy pocas semanas. De entre las frases que se le atribuyen en su discurso de proclamación o en los inmediatamente anteriores, destaco las siguientes: “Iglesias avisa de que romperá el candado de la Constitución”. El cielo no se toma por consenso, se toma por asalto”manifestó Pablo Iglesias en uno de sus discursos. “La cabeza visible del nuevo partido calificó a Podemos de escoba para barrer la sociedad”. “Pablo Iglesias promete acabar con el régimen de la Transición”.

En los discursos más significativos de Iglesias se aprecian algunas palabras clave que pueden ayudar a descubrir el camino por el que pretende circular

Cuando se nos obligaba a hacer comentarios de textos en nuestros tiempos juveniles, lo primero que teníamos que descubrir eran las palabras claves de dichos textos. Como se sabe, palabra clave es aquella palabra que añade información sustancial y significativa sobre el contenido del texto. En los discursos más significativos del líder de Podemos se aprecian algunas palabras claves que pueden ayudar a descubrir el camino por el que pretende circular esta nueva formación política: Tomar al asalto; Barrer la sociedad; Romper el candado; Acabar con el régimen son las palabras clave de un par de discursos de Pablo Iglesias.

¿Romper qué? Romper el candado de la Constitución de 1978. No quiere modificarla, mejorarla, ampliarla, reducirla o derogarla. No. Para eso necesitaría del acompañamiento de otras fuerzas parlamentarias. El candado constitucional tiene su llave que puede ser utilizada cada vez que se quiera y se pueda; está al alcance de quienes quieran sumar sus fuerzas parlamentarias y se apoyen en los ciudadanos que por mayoría decidan manipular esa llave para abrir el candado. Pero por lo que nos aventura la palabra romper, Pablo Iglesias y sus acompañantes lo que quieren es destrozar el candado, al estilo de lo que hacen los cacos cuando pretenden robar una motocicleta bien aparcada. Descerrajar se llama la figura. ¿Y cómo pretende el Sr. Iglesias cometer semejante acto delictivo? ¿Y con qué fuerza? ¿Y cuándo? ¿Y cómo?

Si Iglesias estuviera pensando en llegar al cielo y ese cielo fuera el poder político, ¿por qué piensa en asaltarlo y no en ganarlo democráticamente?

¿Asaltar qué? De qué cielo habla Pablo Iglesias. ¿Del Parlamento español? ¿Del palacio de la Moncloa? ¿De ese Palacio en el que según confesó a Pepa Bueno, en los desayunos de la Cadena SER del lunes pasado, tiene decidido vivir si no le queda más remedio arrogándose ya la candidatura a la Presidencia del Gobierno sin que nadie lo haya elegido todavía? Si Pablo Iglesias estuviera pensando en llegar al cielo y ese cielo fuera el poder político e institucional terrenal, ¿por qué piensa en asaltarlo y no en ganarlo democráticamente?

¿Barrer qué? Barrer la sociedad. De qué sociedad habla Pablo Iglesias cuando apuesta por barrerla. ¿Quiénes se pueden considerar basura para ser barridos por Iglesias? ¿Los reciclaría o los incineraría?

Cuando Iglesias habla de casta, nunca se refiere a CIU, a ERC, a la CUP, al PNV, a Coalición Canaria o a Amaiur

¿Acabar con qué? Acabar con el régimen de 1978. ¿De qué forma acabaría con él? ¿Eliminando las Instituciones que se crearon gracias a una Constitución democrática o a las personas que las encarnan? Cuando quiere acabar con el régimen del 78, ¿quiere acabar con el conjunto de instituciones y leyes que han permitido la organización del Estado y el ejercicio del poder durante todo este tiempo? Puesto que sólo existen dos grandes tipos de regímenes, las democracias liberales y los regímenes autoritarios. En los primeros, las democracias liberales se distinguen por la existencia de partidos políticos, sistema electoral y división de poderes, o sea, lo que dispuso la Constitución de 1978. ¿Cuándo Iglesias quiere acabar con ese régimen es porque apuesta por el otro, por el autoritario? Si no es así, ¿por qué entonces quiere acabar con la democracia en lugar de pretender reformarla para mejorarla?

Ya vemos que el lenguaje del nuevo protagonista político es un lenguaje belicista, vengativo, rupturista. Y para más comprensión, los dirigentes de Podemos, en sus primeras intervenciones, han defendido el derecho a decidir de los catalanes sobre la secesión nacionalista. La nueva formación defiende que los catalanes tienen derecho a elegir cómo quieren que sean las relaciones entre Cataluña y el resto de España. Tal vez ese pronunciamiento pueda explicar las razones por las que cuando Iglesias habla de casta, nunca se refiere a CIU, a ERC, a la CUP, al PNV, a Coalición Canaria o a Amaiur. Alguna vez hasta nos dirán si ese derecho es sólo patrimonio de los catalanes o pueden acogerse a él también el resto de regiones y nacionalidades de España. A ese paso pueden ganar las elecciones y no tener Estado que gobernar.

Leer más:  Romper, asaltar, barrer, acabar – Blogs de En Nombre de la Rosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.