Ética laxa

Estoy en contra de ese código que trajo la “nueva política” y por eso estoy con los que defienden la no dimisión de alguien que solo está siendo investigado

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y la vicepresidenta y consejera de Políticas Inclusivas de la Generalitat, Mónica Oltra

Supongamos que sea cierto. Supongamos que damos por buena la defensa de su conducta que hace Mónica Oltra, vicepresidenta del gobierno de la Comunidad Autónoma de Valencia. Aceptemos que su imputación es consecuencia de un complot urdido por la extrema derecha, por la fiscalía valenciana, por el Tribunal Superior de Valencia, por determinada prensa que le tienen ganas, por una menor que nunca fue víctima por agresión sexual de quien fue marido de la imputada. Supongamos que todas esas cosas y algunas otras que se nos escapen han puesto en el disparadero a una política decente. Supuesto todo eso, se demostraría lo sencillo que resulta truncar la carrera de cualquier político. Bastaría una denuncia de alguien contra un cargo público, un fiscal que acuse y un juez que abra una investigación y ¡se acabó!

Sigue leyendo

¿Se suicidó el vendedor del arma asesina?

¿Se suicidó el vendedor del arma asesina? / Rosell

El 4 de julio de 1776 se fundó EEUU. Tienen, pues, 246 años de existencia. Comparado con España, Francia, Inglaterra están todavía en la adolescencia. Eso y la forma de construir el país puede explicar -que no justificar- los tiroteos que con tanta frecuencia se producen en un país que no ha dejado de portar armas personales desde los viejos tiempos del Oeste americano. Las películas de los primeros colonos nos hicieron creer que eran los indios los que cortaban la cabellera al intruso inglés. En realidad, la cosa fue al contrario. Los colonos pagaban a quienes demostraran que había matado a un indio. La mejor forma de demostrarlo y cobrar era enseñar la cabellera del indio muerto. Si los indios desaparecían, los colonos podrían disponer de un vasto territorio que hasta la llegada de los primeros colonizadores correspondía a las diferentes tribus indias. El derecho a llevar armas está declarado en la Constitución federal y en algún tiempo, se prohibió llevar armas a los católicos condenados por no acudir a misa.

Sigue leyendo

Si Yolanda ganara España, ¿quién la pierde?

Como yo no tengo intención de convertirme en un apátrida, tendré que hacer todo lo posible para que la señora Díaz no se quede con mi país

La vicepresidenta segunda y líder de Unidas Podemos en el Gobierno, Yolanda Díaz

Al parecer, Yolanda Díaz ha hecho caso de quienes decimos con frecuencia que una propuesta política no puede comenzar con el nombre del protagonista (¿quién?), seguir con qué se piensa hacer (¿qué?) y terminar con el para qué (¿para qué?). La lógica indica que el camino es el contrario: Para qué se quiere gobernar, qué se quiere hacer y quién lo hará. La vicepresidenta segunda del Gobierno ha hecho una propuesta que comienza bien: Para qué quiere gobernar. “Está dispuesta a dar un paso para ganar España”. Yolanda Díaz quiere dar un paso para ganar España. El problema con el que nos encontramos es que ya sabemos para qué quiere dar un paso, pero no sabemos – por lo menos yo- en qué consiste “ganar España”.

Sigue leyendo

El laboratorio andaluz

Utilizar las elecciones andaluzas como munición contra Sánchez o contra Feijóo es una falta de respeto que los votantes andaluces no deberían tolerar

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijoó, durante su intervención en un mitin en Granada.

Tratando de hacer un chiste, Feijóo metió la gamba cuando intentó comparar la belleza de la puesta de sol en Granada con la puesta de sol en Finisterre. “Clinton no estuvo en Finisterre y por eso proclamó la puesta de sol granadina como la mejor del mundo”.  No teníamos bronca suficiente como para que ahora nos enzarcemos por el nombre de una ciudad fusionada o por una puesta de sol. Y como la comparación de Feijóo la hizo en el contexto de una campaña electoral andaluza, los electores deben estar pasmados por el nivelazo del debate político de la campaña, a la que, por si le faltaba algo, el presidente del Partido Socialista Obrero Español de Andalucía añadió algo de sal adjetivando de tonto-polla a Feijóo.

Sigue leyendo

Yo, mi, me, conmigo

Salvo en las elecciones locales en las que los candidatos son muy conocidos por los votantes, a medida que sube la población disminuye el conocimiento del candidato

El presidente de la Xunta de Galicia y candidato a la presidencia del PP, Alberto Núñez Feijóo; el presidente de la Junta de Andalucía y presidente del PP andaluz, Juanma Moreno y la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados y futura secretaria general del partido, Cuca Gamarra

De nuevo, una nueva campaña electoral. Esta vez en Andalucía. Y lo hace de manera personalista. Oigan al candidato Moreno o a la vicepresidenta segunda del Gobierno de España y comprobarán que no pretenden liderar un proyecto para un territorio. Puro personalismo. Solo hablan de ellos: Yo, mí, me, conmigo. Y solo yo. Y sola yo.

Sigue leyendo

Caerse del guindo

Podía hacer lo que le diera la gana porque ni mediáticamente ni popularmente se le puso la raya que no se le hubiera consentido cruzar

El Rey emérito Juan Carlos a bordo del Bribón

Don Juan Carlos volvió a España y ha dado alimento a cuantos no arriesgan nada con opiniones que admiten cualquier tipo de variante. Se puede estar en contra o a favor. Se puede exteriorizar sensación de escándalo o de alivio por el regreso. Oyendo a algunos tertulianos uno no sabe a qué carta quedarse. Da la sensación de que los más enojados por el daño que el Rey anterior ha infligido a la Monarquía son aquellos que más la aborrecen. Y si tanto la denigran, parecería lógico que manifestaran alegría y elogiaran, en lugar de insultar, a quien tanto bien está haciendo por la causa republicana. Jamás se podría imaginar Felipe VI que le iban a salir tantos defensores de la Monarquía desde la orilla republicana. Si quieren República, que lo expresen claramente y dejen de dar la tabarra con el Rey anterior. 

Sigue leyendo