Lástima de país

La debilidad partidaria sólo podría ser compensada por la fortaleza de las Instituciones. Pero no parece que vayan las cosas por esos derroteros

Adolfo Suárez y Leopoldo Calvo Sotelo en el Congreso. Europa Press

Adolfo Suárez y Leopoldo Calvo Sotelo en el Congreso. Europa Press

Adolfo Suárez ganó el referéndum para la reforma de 1976. Se inició lo que más tarde se conoció como la Transición española de la dictadura a la democracia. Desde ese momento, el único legitimado por las urnas fue Suárez. Todos los demás comenzaron a tener presencia y protagonismo público, pero no estaban legitimados por las urnas. Esa legitimación le permitió hablar de tú a tú a quienes, viniendo de la clandestinidad y de la lucha contra la dictadura franquista, de cuyo partido único (Movimiento Nacional) Suárez era el secretario general, les faltaba pasar por el refrendo popular.

Sigue leyendo

Sangre, sudor y paz

Sangre, sudor y paz / rosell

Sangre, sudor y paz / rosell

La última vez que me desplacé al País Vasco fue para dar mi último adiós a un vasco valiente, demócrata y leal con su país, España, y con su terruño, Euskadi. En otras ocasiones anteriores acudí a Baracaldo, a Bilbao, a Santurce, a Lasarte, a Ordicia, a Vitoria, a San Sebastián, a Rentería… ya fuera para asistir a actos electorales o a entierros y funerales de ciudadanos que habían sido asesinadlos por ETA. En una de las ocasiones asistí al funeral de un policía nacional extremeño, Pablo Sánchez César, de 25 años de edad, al que ETA asesinó en la estación de ferrocarril de un pueblo guipuzcoano, Urnieta, el 16 de septiembre de 1983.

Sigue leyendo

PP-PSOE: un gesto por la democracia

Si al PSOE no le importa que la extrema derecha siga avanzando no tiene más que empujar al PP para que meta en su mochila la pesada carga de Vox

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Europa Press

Nadie ignora que los partidos políticos han perdido peso y credibilidad en la sociedad española y, especialmente, los partidos que, como el PSOE o el PP, despiertan pasiones o fobias. Si eso fuera así –y lo parece a la vista del resultado de las elecciones autonómicas de Castilla y León– los ciudadanos de esa comunidad autónoma han debido plantearse la disyuntiva de volver a dar la mayoría para gobernar a PP o PSOE, desgastados como parecen estar por los años de gobierno y por la falta de credibilidad, o apostar por opciones hasta ahora extremadamente minoritarias o por opciones seminuevas creadas ad hoc para aprovecharse del desencanto y tratar de conducir a la región castellano-leonesa por derroteros que nadie sabe exactamente cómo serán y hasta dónde quieren llegar.

Sigue leyendo

El error y las malas compañías

No se puede depositar la estabilidad de un gobierno en España apoyándose en partidos que pretenden la ruptura de la Constitución y de la unidad del Estado

Alberto Casero. // Europa Press

Alberto Casero. // Europa Press

¿Quién no se equivocó alguna o algunas veces en la vida? Nadie debería rasgarse las vestiduras ante los errores de los demás. Con una condición: que el error sea consecuencia de una equivocación honrada. Se equivocan honradamente quienes articulan todo el conocimiento y habilidades para evitar el error.

Sigue leyendo

Doble sentimiento respecto a la pérfida Albión

Su larga trayectoria democrática tiene resueltas algunas de las carencias que todavía se padecen en democracias con menos recorrido histórico, como puede ser la española

El primer ministro británico, Boris Johnson. EFE

El primer ministro británico, Boris Johnson. EFE

Complejo de superioridad junto a lecciones de democracia. Esas dos circunstancias nos alejan y nos acercan a Gran Bretaña. El nacionalismo británico desprende un doble sentimiento: una agobiante sensación de superioridad y una cierta envidia por la forma de practicar la democracia.

Sigue leyendo