CUATRO PARADOJAS

Asintomáticos y PCR:

Por lo visto, los más jóvenes y los infantiles pueden adquirir el coronavirus pero manifestarse como asintomáticos. La ministra de Educación, para tranquilizar al personal dijo en una entrevista en Onda Cero el pasado 31 de agosto que cuando algún alumno presente síntomas de estar infectado, inmediatamente se les hará PCR a los alumnos y personas que hayan tenido un mayor contacto con él. Es una paradoja decir que los alumnos son más asintomáticos que el resto de la población y esperar a hacerles un PCR a que algunos exterioricen esos síntomas.

Buena del malo:

Cuanto peor haya sido el efecto de la pandemia en los países miembros de la Unión Europea, mejor será el tratamiento de las ayudas que recibirán esos países. A más infectados y más fallecidos por el coronavirus, más euros para compensar sanitaria, económica y socialmente el destrozo ocasionado por el virus. En consecuencia, ese dinero será redistribuido en cada país siguiendo el mismo criterio: a más infectados y más fallecidos en cada región, más dinero para los que peor estén situados en el ranking. En consecuencia, si formas parte de una región bien situada de un país maltratado por la pandemia, recibirás el mismo tratamiento económico que si fueras una región mala de un país bueno. Es decir, casi nada.

Abrir y cerrar de puertas:

En política resulta muy fácil abrir una puerta y tremendamente complicado tratar de cerrarla. Abrirla cuando interese es más satisfactorio que cerrarla cuando no se desea tenerla de para en par. Podemos, cuando era un incipiente partido con aspiraciones, abrió la puerta que franqueaba la vida privada y familiar de los políticos. Una vez que cruzaron esa puerta les resulta difícil pedir que se cierre bajo el argumento de que un escrache de una tarde es perfecto, una noche, pasable, tres días, demasiado y muchos días, inaceptable. Ellos, cuando legitimaron el acoso al domicilio familiar, abrieron una puerta que ahora, convertidos en casta, les va a resultar muy difícil cerrar.

Izquierda y derecha:

Un tal Koldo Mediavilla, miembro de la dirección del PNV,  tiene una entrada en su blog, de 22 de agosto pasado en la que alerta de los intentos que se están llevando adelante para que el PSOE pacte con la derecha del PP. Qué paradoja la del tal Koldo: ataca un posible pacto del PSOE con PP y defiende un gobierno fuerte del PNV con el PSOE. En un caso acusa al PSOE del peligro que supone un pacto con la derecha y en el caso del País Vasco se felicita del pacto del PSOE-PSE con el PNV Resulta paradójico que el PNV vea a la derecha en el PP y no la vea en su propio partido. ¿Qué es si no el PNV? ¿Qué son los herederos de Sabino Arana? ¿La izquierda del País Vasco? No creo que al tal Koldo le preocupe la gobernabilidad de España; le preocupa que PSOE y PP formen una amplia mayoría parlamentaria que impidiera el lugar de privilegio que viene ocupando el PNV al socaire de gobiernos minoritarios. Si así fuera, además de las nueces que ya no caen porque ETA ya no mueve el árbol, se acabarían las brevas que caen en la cesta del PNV y que parece una cesta sin fondo.

3 pensamientos en “CUATRO PARADOJAS

  1. Juan Carlos, sigo dándole vueltas a por qué el Presidente Sánchez mantiene al Coletas, Y pienso que no es por mantener el Gobierno entiendo que podría seguir siendo Presidente con otros pactos, en concreto pactando medidas con el PP. Algún gato está encerrado en la mochila. Si no es incomprensibles. Un abrazo

  2. Laberinto de difícil salida en el que nos encontramos. Hasta cuando aguantará la paciencia infinita de los ciudadanos.

  3. ´´Querido amigo y compañero, me gusta tu tono y sólo me gustaría reflexionar EN VOZ ALTA sobre aquellas dos Españas que nos legó Don Antonio. No me gusta que olviden algunos, que democráticamente fueron elegidos para dirigir nuestro querido PSOE, así lo decidieron nuestras compañeras y compañeros en el ultimo Congreso Federal, hayan olvidado que hay que salir de este laberinto apocalíptico o voveran las oscuras golondrinas a nuestros balcones, ya hoy llenos de banderitas rojas y gualdas.
    ¿Lo conseguiremos? Sí, porque estamos cincelados con una pátina de laca rescatada de los polvos que cubren miles y miles de fosas de asesinados por sus ideas, esa laca nos hace invencibles.
    Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.