MÁS PARADOJAS

¿Aislados o socializados?

Son muchos los estudios e informes que alertan a los padres del aislamiento al que está sometiendo Internet y las redes sociales a niños, adolescentes y jóvenes que pasan varias horas del día manteniendo contactos virtuales con otras personas con el riesgo que para la socialización supone esa situación nunca antes vivida. Un estudio en el American Journal of Preventive Medicine sostiene que las personas que utilizan más las redes sociales son quienes se sienten socialmente aislados. “Todavía no sabemos cuál vino primero : el uso de los medios de comunicación social o el aislamiento social percibido”, dijo la principal autora de ese estudio, Elizabeth Miller, en un comunicado de prensa.

Intuyo, sin ningún dato científico que lo avale, que son pocos los alumnos de final de primaria, de secundaria y bachillerato que no disponen de algún tipo de artilugio que les posibilite la comunicación virtual a través de la redes sociales. Si fuera cierto el estudio de la American Journal of Preventive Medicine, se pondría en evidencia el argumento utilizado por los partidarios de la enseñanza presencial física que, según ellos, es la que socializa a los alumnos. Cómo sería de débil esa socialización que las redes sociales destruyen lo que supuestamente fomenta la escuela. Si no fuera así, y la socialización adquirida a través de la enseñanza presencial física se mantuviera firme en la edad infantil, en la adolescente y en la juvenil, estaría bien que se abandonara el discurso del aislamiento de los adolescentes y jóvenes por no saber usar razonablemente sus teléfonos. O están socializados o están aislados; las dos cosas no pueden ser ciertas a la vez.


¿Dónde estudiaron?

Los defensores de la escuela privada y concertada argumentan el adoctrinamiento que -según ellos- sufren los alumnos en los centros públicos. Si fuera verdad ese adoctrinamiento, habrá que preguntarse por los centros en los que han estudiados votantes y afiliados a partidos de extrema derecha. Si lo hicieron en escuelas públicas, ¿qué clase de adoctrinamiento es ese que forma a sus alumnos para militar o votar a la extrema derecha? Si lo hicieron en centros privados o concertados, ¿qué formación se da en esos centros – donde supuestamente el adoctrinamiento no existe como aseguran los defensores de esa enseñanza- para que los alumnos salgan envueltos en la esvástica o en el aguilucho anticonstitucional? ¿Dónde estudiaron?


Salud y Educación:

Comenzaron las clases. ¡Presenciales! como debe ser, según la ministra del ramo y las autoridades académicas de cada región. Paradójicamente, llevamos meses en los que se obligó a consultar telefónicamente a los Centros de Salud. Al parecer, las aulas no contagian, pero sí las consultas médicas. Pupitre para educarse y teléfono para curarse. ¡Qué paradoja!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.