Carta al Rey

“Nuestros hijos no tienen por qué pagar por el hecho de que sus padres se dediquen a la política”. Esta es una frase que en sus diferentes versiones se ha repetido cada vez que algún político ha recibido el acoso por quienes han pensado que la mejor manera de manifestar su descontento con el trabajo desarrollado por el político en cuestión es exteriorizarlo de la manera que resulte lo más ofensiva y lo más llamativa posible.

Sigue leyendo