Si se pierde territorio, se pierde libertad

Destruir la Constitución que nos protege nos hace menos libres. Podríamos vivir sin Cataluña, pero no podemos ni queremos vivir sin libertad

Pere Aragonés, presidente de la Generalitat junto a Oriol Junqueras, líder de ERC

La nacionalidad, en este caso la española, es algo que se adquiere con el nacimiento y la inscripción en el Registro. Puesto que no se trata de un sacramento, debemos concluir que la nacionalidad española no imprime carácter, de donde se infiere que aquellos que no la quieran deberían pedir su renuncia a ella de manera individualizada, sin pretender arrastrar a todo un pueblo a esa renuncia. En caso contrario se entenderá que se quiere ser español. ¡Como se quiera!; ¡Con las diferencias que se quieran!, incluido el ser español no practicante. Y los españoles, por muy diferentes que seamos, somos todos iguales ante las leyes. O español o no español, ésta es la cuestión.

Sigue leyendo

Todo no es posible, señor Pere Aragonès

No es inevitable la votación de Cataluña. Haga usted la prueba y verá que sí se puede y se debe evitar

El president de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès Europa Press

“Una corriente política tan persistente como la del independentismo catalán no puede ser simplemente ignorada o reprimida. Mientras la reflexión y la autocrítica no se generalice, el problema seguirá”. Así concluía un editorial del periódico La Vanguardia de ayer, 12 del presente mes, y un día después de la fiesta catalana del Once de septiembre. Se sigue hablando desde el eufemismo en lo referente al independentismo catalán. Se dice sin decir para que se entienda lo que se quiere que se sepa, pero sin atreverse a descubrir las cartas. ¿Qué se quiere decir con la “reflexión y la autocrítica”? Fue más explícito el presidente del gobierno de Cataluña que el día antes a esa fiesta regional afirmaba en su discurso que “Cataluña volverá a votar su futuro, y lo hará con toda la ilusión y toda la alegría de quien está votando a favor de un futuro donde todo, absolutamente todo, es posible. Cataluña volverá a votar, es inevitable”.

Sigue leyendo

¿Se suicidó el vendedor del arma asesina?

¿Se suicidó el vendedor del arma asesina? / Rosell

El 4 de julio de 1776 se fundó EEUU. Tienen, pues, 246 años de existencia. Comparado con España, Francia, Inglaterra están todavía en la adolescencia. Eso y la forma de construir el país puede explicar -que no justificar- los tiroteos que con tanta frecuencia se producen en un país que no ha dejado de portar armas personales desde los viejos tiempos del Oeste americano. Las películas de los primeros colonos nos hicieron creer que eran los indios los que cortaban la cabellera al intruso inglés. En realidad, la cosa fue al contrario. Los colonos pagaban a quienes demostraran que había matado a un indio. La mejor forma de demostrarlo y cobrar era enseñar la cabellera del indio muerto. Si los indios desaparecían, los colonos podrían disponer de un vasto territorio que hasta la llegada de los primeros colonizadores correspondía a las diferentes tribus indias. El derecho a llevar armas está declarado en la Constitución federal y en algún tiempo, se prohibió llevar armas a los católicos condenados por no acudir a misa.

Sigue leyendo

Dudas y certezas

A sociedades amorfas y melifluas, corresponden políticos amorfos y desunidos

El pleno del Congreso de los Diputados tras la comparecencia del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski

Escribo con dudas y con algunas certezas. Y lo hago desde la más absoluta libertad. Estoy en la sobremesa de la vida. Ya pasó la comida y llegó el tiempo de la charla, el comentario, el diálogo con quien quiera hablar, aprender, enseñar, contrastar. Frente a los que piensan que quienes hemos estado en la política activa debemos callarnos, mantengo que, si bien hay una edad reglamentaria para jubilarse laboralmente, no existe una edad para jubilarse de la defensa de las propias convicciones y del intento de querer influir en la sociedad para que no nos precipitemos en el vacío de la incomprensión o la intolerancia. No existe eutanasia política que elimine por motivos de trienios a las personas de sus compromisos con la verdad y con la libertad.

Sigue leyendo

Españolista

En ningún caso puede afirmarse en serio que España haya sido o sea un Estado multi o plurinacional; otra cosa es que algunos lo pretendan

Manifestación constitucionalista en Barcelona. Europa Press

Manifestación constitucionalista en Barcelona. Europa Press

Me siento ciudadano español porque una Constitución, la española, me devolvió, y nos devolvió a todos, los derechos de ciudadanía que nos habían sido arrebatados violentamente. Y en base a esa Constitución que me da derechos de ciudadanía quiero decir lo que pienso sobre la cuestión nacional que tanto me ocupa y preocupa como español y demócrata.

Sigue leyendo

La conciencia de Subirats y el bravucón Aragonès

¿Está negando el ministro que la soberanía nacional reside en el pueblo español como se especifica en el artículo 1,2 de la Constitución?

Subirats promete su cargo ante el rey como ministro de Universidades.

Subirats promete su cargo ante el rey como ministro de Universidades.

“Prometo por mi conciencia y honor, cumplir fielmente las obligaciones del cargo de ministro de Universidades, con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución”. Estas palabras fueron pronunciadas el pasado 20 de diciembre por el señor Joan Subirats. No ha transcurrido ni un mes y la promesa del ministro de Universidades ha pasado a mejor vida. De lo dicho ante el Rey, el presidente del Gobierno y la ministra de Justicia como Notaria Mayor del Reino, ni rastro. El pasado 14 de enero, el que prometió “guardar y hacer guardar la Constitución” se despachó con esta otra frase: “Alguna forma de consulta de un cambio en la estructura del Estado creo que se tendrá que realizar en un momento u otro porque una parte muy importante del problema que tenemos viene determinada porque hubo una reforma del Estatuto que se aprobó por el parlamento de Cataluña, fue al Congreso de los Diputados, se votó en referéndum por el pueblo de Cataluña y después pasó lo que pasó con la sentencia del Tribunal Constitucional”.

Sigue leyendo