Escaquearse

Son PSOE y PP los partidos que garantizan la centralidad del Estado y ellos no pueden seguir agachándose para, con la excusa del cordón del zapato, escaquearse del llamamiento Real

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. EFE

Cuando hice el servicio militar, allá por 1975, existían varias clases de reclutas. Los había que se ofrecían para hacer cualquier cosa que demandara la brigada de la compañía; eran los llamados voluntarios. No lo hacían por peloteo; sencillamente les gustaba la aventura de lo desconocido y el riesgo. Algún falso voluntario se ofrecía con la esperanza de que su espíritu aparentemente decidido le librara de alguna guardia o le sirviera como aval para obtener un par de días de permiso.

Sigue leyendo

Y Rufián, presumiendo por Madrid

Lo que parece claro es que a los independentistas espiados se les fue la fuerza por la boca

El portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián

Cada semana tiene su afán en España. Sabemos con qué cotilleos nos acostamos los domingos. No sabemos con los que nos despertaremos el lunes. Para mayor gloria y lucimiento de tertulianos los asuntos a tratar no deberán ser complicados. Si lo fueran, tendrían que ceder sus sitios a expertos que analizaran los efectos de la inflación, la continuidad a medio plazo del actual sistema de pensiones si se cumpliera el acuerdo de subir las pensiones en función de la inflación, la situación del mercado laboral, la diferencia entre contratos fijos discontinuos y contratos temporales, la subida de la energía eléctrica o del petróleo, el papel de las tecnologías en la nueva economía, el sistema educativo, la pérdida que supone para el sistema productivo español la ausencia de buena parte del 50 % de la población española en su vertiente femenina y de los trabajadores e hijos de trabajadores en situación de abandono que seguramente están dotados de tanta imaginación, ingenio e iniciativa como los hijos y progenitores de los más pudientes sin que unas y otros puedan aportarlos a la riqueza nacional, etc.

Sigue leyendo