¿CONCIENCIA Y HONOR?

Pablo Iglesias y Alberto Garzón, en la toma de posesión de sus cargos. EFE/EUP

Pablo Iglesias y Alberto Garzón, en la toma de posesión de sus cargos. EFE/EUP

“Prometo por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones de Vicepresidente segundo, con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros”.

“Prometo por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones de Ministro de Consumo, con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros”.

Sigue leyendo

AUTOCONVOCARSE

Los Presidentes de Castilla la Mancha, Madrid y Castilla y León

Foto: Comunidad de Madrid

No hace muchos días que tres presidentes autonómicos (Madrid, Castilla y León y Castilla La Mancha) se reunieron, sin necesidad de secretismo alguno, para conjuntar políticas o medidas sobre el coronavirus. Esa acción puso en evidencia la ausencia de reuniones que a lo largo de estos últimos seis meses podrían haberse celebrado para que los españoles abandonáramos la sensación de que unos por otros y la casa sin barrer.

Sigue leyendo

¿Por qué no dimiten?

¿Por qué no dimiten? / Rosell

Rosell

Nunca me he sentido orgulloso de haber nacido en España, porque no hice nada para merecerlo. Sí me siento enormemente agradecido a mis padres por haberme nacido aquí, en un país en el que tuve padres que me quisieron, maestros que me enseñaron, médicos que me curaron cuando lo necesité, y una sociedad que me dio oportunidades de formarme y formar una familia. En ocasiones sí me he sentido avergonzado por las cosas que ocurren en mi país. El pasado día 3 de agosto de 2020, experimenté cierto sentimiento de vergüenza por el linchamiento que algunos están intentando hacer de quien hasta hace poco tiempo era considerado como uno de los máximos impulsores de la democracia en España..
Sigue leyendo

La ciudad prohibida

La ciudad prohibida / Rosell

La ciudad prohibida / Rosell

Hace casi cien días que se decretó el estado de alarma y, consecuentemente, el confinamiento total o parcial de los españoles para esquivar la temible pandemia declarada por los efectos del llamado coronavirus. En líneas generales, los ciudadanos hemos hecho lo que se esperaba de nosotros. No ha habido grandes discrepancias a la hora de adoptar todas y cada una de las medidas que la autoridad sanitaria ha ido dictando semana tras semana. Los sanitarios españoles han dado un ejemplo de madurez y de responsabilidad. No cayeron en la tentación de ponerse a discutir entre ellos o contra la autoridad sanitaria por falta de material y de personal. Lo importante era salvar vidas y a ello se entregaron arriesgando las suyas. Su ejemplar comportamiento ha sido reconocido con la concesión del premio Princesa de Asturias de la Concordia y con el aplauso diario que puntualmente le dedicábamos los ciudadanos a la caída de cada tarde.
Sigue leyendo

El aplauso de las ocho

El aplauso de las ocho / Rosell

El aplauso de las ocho / Rosell

Vivimos en un Estado descentralizado. Así lo define nuestra Constitución. Así se decidió al ingresar como nación, el 1 de enero de 1986, en la entonces Comunidad Económica Europea. Dos circunstancias que exigen de la concertación entre el Gobierno de España y los gobiernos de las diecisiete comunidades autónomas ante las exigencias de los retos y desafíos del mundo globalizado. Hoy, como desde 1979, nada se puede hacer de importancia en España si no confluyen las dos legitimidades: las CCAA necesitan del concurso del Gobierno central y este Gobierno necesita de la cooperación de los gobiernos autonómicos.

Sigue leyendo

Información y, luego, referéndum

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez anuncian que quieren gobernar juntos. Javier Barbancho

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez anuncian que quieren gobernar juntos. Javier Barbancho

Por unas declaraciones que le hice al Sr. Alsina en su programa de Onda Cero en 2016, mi nombre ha vuelto ser noticia en distintos medios de comunicación y, según los que andan metidos en esas selvas, motivo de elogios, diatribas e insultos en la redes sociales, sitio donde anida la libertad de expresión e información adobada de anonimato y cobardía como nunca se había visto antes de la aparición de Internet. Querer debatir con quienes aquellos a los que mi nombre envenena sus sueños no deja de conducir a la melancolía. Siempre que me llegan noticias de que a las tres o a las cuatro de la mañana de una sábado cualquiera algunos utilizan ese tiempo tan precioso y tan deseado, sobre todo cuando se tienen 20 a treinta años, para pensar en mí, siento que esas personas lejos de necesitar mi respuesta a sus denuestos, lo que necesitan es acudir a la visita de un psicólogo, psiquiatra o sexólogo. Los sábados por la noche perdidos en escribir contra otro no se recuperarán en la vida. Quienes en lugar de aprovecharlos como hay que aprovecharlos, lo que necesitan es comprensión y lástima. Mucha lástima.
Sigue leyendo