(…), PARADA DE BURRO MANCHEGO

Pablo Iglesias tomando posesión como Vicepresidente SegundoAún resuenan en nuestros oídos los eslóganes, frases y lemas que se repitieron con tanta frecuencia durante las semanas que duró la protesta que en mayo de 2011 se centró en Madrid y expandió su onda expansiva por casi todas las provincias españolas. Todos recordamos los gritos que saliendo de la garganta de miles de jóvenes – y no tan jóvenes-  decían “No nos representan”,  “PSOE y PP la misma mierda es”, “Lo llaman democracia y no lo es”, “Nuestros sueños no caben en vuestras urnas”, “Entre capullos y gaviotas nos han tomado por idiotas”, “¿Dónde está la izquierda? Al fondo a la derecha” o “Esto no es cuestión de izquierdas contra derechas, es una cuestión de lo de abajo contra los de arriba”.

Sigue leyendo

¿Por qué no dimiten?

¿Por qué no dimiten? / Rosell

Rosell

Nunca me he sentido orgulloso de haber nacido en España, porque no hice nada para merecerlo. Sí me siento enormemente agradecido a mis padres por haberme nacido aquí, en un país en el que tuve padres que me quisieron, maestros que me enseñaron, médicos que me curaron cuando lo necesité, y una sociedad que me dio oportunidades de formarme y formar una familia. En ocasiones sí me he sentido avergonzado por las cosas que ocurren en mi país. El pasado día 3 de agosto de 2020, experimenté cierto sentimiento de vergüenza por el linchamiento que algunos están intentando hacer de quien hasta hace poco tiempo era considerado como uno de los máximos impulsores de la democracia en España..
Sigue leyendo

La paja en el ojo ajeno

El tuit de Quim Torra

«Colau sigue pensando que “el teléfono hay que cogerlo siempre cuando llame Torra”, pero no la mano tendida de un Rey que representa a la nación española de la que Barcelona forma parte»

En un texto que Torra reprodujo vía Twitter, el presidente del Gobierno catalán reprochó a Pedro Sánchez no haber contestado su llamada telefónica del sábado 19 de octubre pasado. Según el texto de la carta, Torra escribió que «usted se niega a hablar con el representante de los catalanes y, aún peor, se niega a establecer ningún tipo de diálogo».
Sigue leyendo

¡Ay, qué risa, María Luisa!

Pablo Iglesias (EFE)Carlos IV fue uno de los reyes más nefastos que tuvo España. Su padre, el rey Carlos III, llegó a decirle en cierta ocasión: “Pero qué tonto eres, hijo mío”. Casado que fue con una prima suya, María Luisa de Parma, dejó que fuera su mujer la que se ocupara de la gobernación de España.

Sigue leyendo

Nunca se vio charla tan intensa en tan poco tiempo

De izquierda a derecha, Obama con Sánchez, Iglesias y Rivera, el pasado domingo. Fuente: The White House
Cuando llegan las Navidades, junto a los escaparates nevados y las calles iluminadas de los centros urbanos, las dos imágenes que mejor reflejan la ilusión y la inocencia son el anuncio televisivo de la Lotería Nacional y los niños entregando la carta a SS.MM. los Reyes Magos de Oriente antes del día de la Cabalgata. Pasadas las fiestas, vuelves a caer en la cuenta de que la ilusión se torna resignación, de que la suerte es patrimonio de unos pocos y de que la inocencia es la cualidad que acompaña a los niños hasta que les llega la adolescencia.
Sigue leyendo

Nunca, Anguita, nunca

Iglesias y Anguita
Cualquiera diría que el interés máximo de las empresas demoscópicas que realizan sondeos electorales y de opinión en España fue el de poder contratar con un emporio de tanto prestigio mundial como Microsoft. De todos es sabido que la empresa que fundó Bill Gates sólo contrata con personas o compañías que hayan tenido un mínimo de dos fracasos a lo largo de su vida profesional. Si a más errores, mayores posibilidades de entrar en la órbita de la compañía norteamericana, las demoscópicas españolas tienen un futuro asegurado en California, porque llevan varias elecciones errando en sus previsiones sin que los directivos de las mismas pidan disculpas a los españoles por semejante fraude, y sin que los dueños de esas empresas exijan responsabilidades y dimisiones a cuantos se encargaron, desde su soberbia intelectual, de tratar de conducir el voto de los electores por el camino que ellos deseaban en función del interés de quienes pagaban la realización de los sondeos. Pues de ninguna otra manera puede explicarse semejante fiasco. O no sirven para el oficio que eligieron o se han convertido en los manigeros que camuflaban la realidad en función de los intereses de sus clientes.
Sigue leyendo