CUÁNTO, EN QUÉ CONDICIONES Y CON QUÉ GARANTÍAS

Sanchez y Merkel durante las negociaciones en la UEA los demócratas españoles nos costó tanto tiempo, cuarenta años esperando entrar en la Unión Europea, que estamos siempre dispuestos a perdonar cualquier veleidad, cualquier desviación, e incluso a tratar de superarla con tal de que no desaparezca este maravilloso invento que se llama Unión Europea. Muchos de nosotros, por cierto, no dimos por concluida la Transición española hasta que no ingresó España en la Unión Europea. La Constitución de 1978 nos dio la libertad; y sin embargo, el ingreso de España en la Unión Europea nos homologó democráticamente con el resto de países a los que queríamos parecernos.

Sigue leyendo