política

El cura y el presidente

“Un pasito pa’lante María. Un pasito pa’ atrás” dice la letra de una de las canciones del cantante Ricky Martin. La letra admite cambios según en la sociedad en la que se cante.

Las sociedades del norte de Europa eran el espejo en el que queríamos mirarnos los españoles nada más iniciada la transición de la dictadura a la democracia. Países Bajos, Suecia, Dinamarca, Noruega eran ejemplos de sociedades avanzadas y muy liberales en conductas y en el ejercicio de derechos ciudadanos. Eran sociedades con un alto grado de civismo y de permisividad. Sin embargo, hoy, la canción de Martin debería cantarse de la siguiente manera: “Un pasito pa’lante María. Dos pasitos pa’atrás”. Cada vez más esas sociedades se han vuelto más conservadoras y en lugar de avanzar, retroceden perdiendo el prestigio que adquirieron en toda la segunda mitad del siglo XX.

La inteligencia artificial como amenaza

Nunca se sintió ese vértigo de saber que la tecnología va muy por encima de los ciudadanos y de sus gobiernos,

Existe un numeroso colectivo de ciudadanos que necesitan ejercitar su derecho al sufragio para intentar que sus condiciones de vida, su salud, su educación, su trabajo, su vejez, sean protegidas por los poderes que ellos mismos eligen en votación democrática. En unas ocasiones, esos ciudadanos deciden que los poderes públicos estén dirigidos por opciones políticas conservadoras, y en otras deciden que sea una opción progresista. Cuando ambas opciones son difícilmente identificables por el ciudadano, se produce el desapego y el desprestigio de la política.

Asesino y representante

Así que Donald Trump ha sido condenado por haber violentado sexualmente a una mujer. Según la sentencia de un jurado de Nueva York, el ex presidente estadounidense ha sido declarado culpable por abusar sexualmente y difamar a la columnista y escritora E. Jean Carroll. La escritora acusó a Trump de violarla en los probadores de unos grandes almacenes. El acusado, declarado culpable, deberá indemnizar a la víctima con 5 millones de dólares.

Carta a los parlamentarios silentes

Carta a los parlamentarios silentes / Rosell

Cualquier sondeo de los publicados últimamente sitúan a la política y a los políticos como uno de los primeros problemas que agobian a los españoles. La política no debería constituir problema alguno; si no existiera la política nadie es capaz de adivinar como se articularía la convivencia, cómo sería el sistema educativo o el sanitario, quién regularía los diferentes regímenes laborales, cómo se pagarían las pensiones, de cuánto sería el salario mínimo interprofesional si es que dicho salario existiera, quiénes serían los dueños de las vías de comunicación y de las diferentes redes telemáticas, etc., etc. La política siempre existirá, será buena o mala, pero será. Sin ella, la civilización hubiera acabado hace milenios.

Quiénes son los salvajes

No es más competitiva aquella empresa que produce con salarios más bajos, sino la que es capaz de añadir valor en innovación y perfectibilidad a lo que produce

Amancio Ortega, fundador de Inditex EP.

Inditex cae un 4% en bolsa tras fijar un salario mínimo de 18.000 euros para sus trabajadores”. “Belarra, califica de despiadado el capitalismo  de Mercadona e Inditex”. Estas dos noticias aparecieron casi simultáneamente en los medios de comunicación a finales del pasado mes de enero.

Scroll al inicio