Escaquearse

Son PSOE y PP los partidos que garantizan la centralidad del Estado y ellos no pueden seguir agachándose para, con la excusa del cordón del zapato, escaquearse del llamamiento Real

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. EFE

Cuando hice el servicio militar, allá por 1975, existían varias clases de reclutas. Los había que se ofrecían para hacer cualquier cosa que demandara la brigada de la compañía; eran los llamados voluntarios. No lo hacían por peloteo; sencillamente les gustaba la aventura de lo desconocido y el riesgo. Algún falso voluntario se ofrecía con la esperanza de que su espíritu aparentemente decidido le librara de alguna guardia o le sirviera como aval para obtener un par de días de permiso.

Sigue leyendo

Aplaudir a Franco, pitar al Rey

No tengo más remedio que pensar que a los seguidores catalanes del Barça les caía mejor Franco que don Felipe

Agustin Montal, presidente del F.C. Barcelona, en la ceremonia de entrega a Franco de la medalla de oro del club catalán.

Sería sospechoso que un partido constitucionalista apostara por romper el aislamiento al que está sometida la extrema derecha en España. Y habría que exigirle explicaciones sobre la manera en la que piensan mantener el cordón de seguridad respecto a esa derecha ultra.

No estaría mal que quienes hablan de la gente fueran capaces de explicar qué entienden por gente. Supongo que la gente es el lugar común en el que se sitúa a todo aquel que no es como el que habla. Y si eso fuera así, ¿por qué defender aquello que no tienen nada que ver con el defensor de la gente?

Sigue leyendo

Se sentaron juntos

Ha dado la sensación de que toda la programación televisiva en estos diez días no difería sustancialmente de los programas frívolos que hablan de cotilleos

Los Reyes y los Eméritos durante el funeral de Isabel II. Gtres

Este lunes se dio sepultura, en el castillo de Windsor, a Isabel II, Reina de Gran Bretaña. Han sido diez días de luto, tiempo suficiente para que nada de lo ocurrido en ese período haya sido improvisado. Desde su fallecimiento en ese castillo hasta el entierro final no hubo un solo fallo en el protocolo seguido para la ocasión. Los medios de comunicación españoles también han tenido esos diez días para poder ilustrarse sobre todo lo que se iba a ver, oír y leer por los ciudadanos que hubieran tenido interés en seguir el llamado acontecimiento del siglo.

Sigue leyendo

Gracias Colau

No crean que todo lo que hace la alcaldesa de Barcelona con la imagen del Rey lo hace por perversidad

La imagen del Rey colocada en la sala de plenos del Ayuntamiento de Barcelona. Europa Press

La imagen del Rey colocada en la sala de plenos del Ayuntamiento de Barcelona. Europa Press

Muchas han sido las críticas que ha recibido la alcaldesa de Barcelona por  no haber tenido más remedio que aceptar el mandamiento del Tribunal Supremo en lo referente al retrato del Rey y jefe del Estado del que forma parte la ciudad de la que ella es máxima representante. Colau, creyendo que todo el monte es orégano, ordenó retirar dicho retrato al estilo de lo que hacía Stalin con todos aquellos que le superaban en crédito, prestigio y competencia. El criminal soviético creía que muerto el perro se acababa la rabia. Y eso debía pensar la alcaldesa: “Quito la fotografía del Rey y declaro a Barcelona republicana”. Le salió el tilo por la culata, y debe ser tal el gusto que le ha cogido al banco y a los rendimientos que proporciona el mismo que, en lugar de mantener su iconoclasia, la ha cambiado por un minimalismo acorde con la moda que llevó a la Ciudad Condal el artista Mies van der Rohe en 1929.

Sigue leyendo

LE CONOCES Y TE CONOCEMOS

Si a mí me viene un independentista catalán y me dice que él no reconoce al Rey Felipe VI y Jefe del Estado de España, me quedo como si hubiera oído llover. Pero si, a continuación, ese independentista me dice que él no toma posesión como Presidente de la Generalidad de Cataluña porque eso significa, entre otras muchas cosas, ser el representante ordinario del Estado y ese Estado, que es España, tiene un Jefe que se llama Felipe VI, que es el que ha firmado su nombramiento como Presidente del gobierno catalán, entonces yo empezaré a pensar que ese independentista va en serio y que se cree firmemente lo que predica.

Sigue leyendo