¡De eso nada, monada!

¡De eso nada, monada! / Rosell

Todavía se está a la espera de que se nos ofrezca una explicación que pueda ser entendida en toda su dimensión sobre la proposición de ley de amnistía. Sobran los argumentos peregrinos que no se los creen ni quienes los formulan. Sobran las adjetivaciones contra aquellos que no comparten semejante medida. Cuando no se tienen argumentos solventes, se acude a la descalificación. Cuando alguien llama facha a quienes se oponen a la amnistía, están calificándose a sí mismos. Quienes estamos en contra somos tan fachas como los que hace apenas tres meses decían lo mismo que decimos los que no somos partidarios de la amnistía. “Soy tan facha como lo eras tú antes del 23J” es la respuesta que merecen quienes en lugar de pedir disculpas por predicar lo contrario de lo que predicaban, se dedican a insinuar oscuros intereses de quienes no comulgamos con la medida. Alguna vez habrá que preguntar seriamente sobre quiénes fueron los que han traído a la extrema derecha a la política nacional, regional y local.

Si admitieran algún consejo, tratarían de no utilizar razones para la amnistía que encierran un enorme peligro para la convivencia. Escuché a una cualificada diputada socialista preguntar en una tertulia sobre lo que estaría ocurriendo hoy en Cataluña si no se les concediera la amnistía a los delincuentes del maletero. Dijo que “la guerra estaría servida y la situación inmanejable”. Un destacado dirigente que fue del Partido Comunista de España argumentaba recientemente que los indultos llevaron paz a Cataluña, pero que si no se concede la amnistía volverá la inestabilidad política en ese territorio. Es increíble que se pueda argumentar de forma tan descabellada. La privilegiada Cataluña estaría en pie de guerra si no se les concedía a los separatistas lo que los separatistas demandan. ¿Ese razonamiento servirá también para el “derecho de autodeterminación”?. ¡Qué ejemplo para el resto de las regiones españolas! Si alguna otra región decide pedir lo que en justicia cree que le corresponde, ¿también se va a emplear el mismo razonamiento?

De dónde viene tanto temor a unos independentistas que no tuvieron el menor inconveniente en pordiosear algunos diputados de uno de los partidos de ámbito nacional para poder formar grupo parlamentario propio y así tener más voz y más dinero. Qué temer de unos separatistas que salen huyendo escondidos en el maletero de un coche y que aceptan el perdón del Parlamento donde está representada la soberanía nacional española. Como para andar preocupados por el alcance de sus faroles. Mientras haya dinero, no dejarán la teta del Estado. Así fue desde Cánovas, pasando por Primo de Rivera, por Franco y siguiendo por todos los gobiernos de la democracia.

Alguna vez habrá que preguntar seriamente sobre quiénes fueron los que han traído a la extrema derecha a la política nacional, regional y local

Seguro que no habrá ni un solo separatista que rechace ser amnistiado por el Gobierno de la pérfida Castilla. Entenderé y comprenderé que directores de centros escolares, que no tuvieron el suficiente valor para oponerse a las órdenes de mantener abiertos sus centros para la votación del referéndum ilegal o a los que portadores de urnas que tan orgullosamente habían custodiado en casa e iglesias, sientan el alivio por recibir el perdón por su cobardía. Pero el acatamiento de la amnistía por los “jefes y oficiales” no tiene un pase. Es el gobierno “represor y antidemocrático” el que les viene a salvar de la quema penitenciaria. Diríase que una cosa es la independencia y otra cosa el sacrificio de ir a la cárcel. Bastante fue la vergüenza del maletero para huir del gobierno “represor” y de la Justicia “politizada” como para, encima, tener que caer en manos del poderoso “déspota” español y pasar del maletero al calabozo. ¡De eso nada, monada!

Tengo mis dudas sobre lo que se esté negociando en Suiza. Puigdemont y los suyos insisten en lo de la consulta de autodeterminación. Aquellos, desde la creencia firme de que el PSOE no aceptará ese referéndum, tal vez deberían atemperar su negativa a ese tipo de desatino no vaya a ser que les vuelvan a coger con el paso cambiado y, más pronto que tarde, tengan que llamar fachas a quienes nos oponemos y seguiremos oponiéndonos a ese disparate. Para no quedar en ridículo ya saben que les saldrá mejor la foto si cambian el paso y defienden ahora lo que negaban antes de las elecciones del pasado mes de julio. Volvería a ser ridículo su posición si ahora dicen no a un referéndum y mañana dicen que sí. El que avisa no es traidor.

Leer “¡De eso nada, monada!” en Diario de Sevilla

2 pensamientos en “¡De eso nada, monada!

  1. La Historia con esta gente se repite una y mil veces , no nos olvidemos como los independentistas en el Gobierno de Cataluña presidido por Lluís Companys se sublevó contra el Gobierno de la Republica en esa huida tragicómico del 35. Cómico por la huida por las alcantarillas de Barcelona una vez liquidada la sublevación y la insumisión a la Constitución de la Republica.. ya lo han hecho en el 35 , lo repitieron en el 17 y ahora pretenden nuevamente vulnerar la Constitución desde ese casino montado en Bélgica y suiza con crupier mediador y todo. En fin ……

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.