AUTOCONVOCARSE

Los Presidentes de Castilla la Mancha, Madrid y Castilla y León

Foto: Comunidad de Madrid

No hace muchos días que tres presidentes autonómicos (Madrid, Castilla y León y Castilla La Mancha) se reunieron, sin necesidad de secretismo alguno, para conjuntar políticas o medidas sobre el coronavirus. Esa acción puso en evidencia la ausencia de reuniones que a lo largo de estos últimos seis meses podrían haberse celebrado para que los españoles abandonáramos la sensación de que unos por otros y la casa sin barrer.

A ver, si no está prohibido ni por la Constitución ni por ninguna legislación autonómica o estatal que se puedan reunir tres presidentes autonómicos, tampoco está prohibido que se junten diecisiete sin necesidad de esperar a ser convocados por el presidente del Gobierno de España. Ya sabemos que el gobierno es el máximo responsable de la función representativa, de la coordinación institucional y de la cohesión nacional, pero no existe ningún impedimento para que presidentes autonómicos, cuyos Estatutos  de Autonomía recogen amplias competencias, entre ellas Educación y Sanidad, se autoconvoquen para tratar de convenir medidas que ayuden a facilitar la labor de los ciudadanos y la tarea de los funcionarios que tienen encomendadas la ejecución de esas competencias. Y una vez acordadas,  transmitirlas, vía Senado, al Gobierno para que sea el presidente -o cualquiera de sus ministros- el que las transforme en proyectos de ley o en Reales Decretos que obliguen a todos los españoles. Eso se llama responsabilizarse de la gobernación de España ofreciendo la mirada común resultante de la diversidad, y eso evitaría el vicio nacional consistente en echarle la culpa de todo al maestro armero.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.