Escaquearse

Son PSOE y PP los partidos que garantizan la centralidad del Estado y ellos no pueden seguir agachándose para, con la excusa del cordón del zapato, escaquearse del llamamiento Real

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. EFE

Cuando hice el servicio militar, allá por 1975, existían varias clases de reclutas. Los había que se ofrecían para hacer cualquier cosa que demandara la brigada de la compañía; eran los llamados voluntarios. No lo hacían por peloteo; sencillamente les gustaba la aventura de lo desconocido y el riesgo. Algún falso voluntario se ofrecía con la esperanza de que su espíritu aparentemente decidido le librara de alguna guardia o le sirviera como aval para obtener un par de días de permiso.

Sigue leyendo

La lejanía de su hijo

La madre del Guardia Civil asesinado acababa de oír en un telediario que el etarra que mató a su hijo ya salió del penal de El Puerto para pasar las Navidades en una prisión vasca

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en su comparecencia en el Congreso EFE

La madre y toda la familia han sufrido la lejanía de su hijo. Hacía años que no lo veían. Habían intentado que su hijo estudiara una carrera universitaria que le alejara de situaciones peligrosas. Pero él siempre prefirió el compromiso con la libertad de su pueblo. A su padre no le hacía ninguna gracia que su hijo se relacionara con aquellos que preferían usar un arma antes que un bolígrafo para copiar apuntes en la escuela de ingenieros, que era la carrera que le hubiera hecho feliz.

Sigue leyendo

Aplaudir a Franco, pitar al Rey

No tengo más remedio que pensar que a los seguidores catalanes del Barça les caía mejor Franco que don Felipe

Agustin Montal, presidente del F.C. Barcelona, en la ceremonia de entrega a Franco de la medalla de oro del club catalán.

Sería sospechoso que un partido constitucionalista apostara por romper el aislamiento al que está sometida la extrema derecha en España. Y habría que exigirle explicaciones sobre la manera en la que piensan mantener el cordón de seguridad respecto a esa derecha ultra.

No estaría mal que quienes hablan de la gente fueran capaces de explicar qué entienden por gente. Supongo que la gente es el lugar común en el que se sitúa a todo aquel que no es como el que habla. Y si eso fuera así, ¿por qué defender aquello que no tienen nada que ver con el defensor de la gente?

Sigue leyendo

La única forma de ser patriotas

La historia dirá que hubo una generación, en el primer tercio del siglo XXI, que no supo o no quiso hacer cosas en común por falta de políticos intrépidos, incapaces de arriesgar

Reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE – EUROPA PRESS

Hoy, 6 de diciembre, se cumplen cuarenta y cuatro años de la aprobación en referéndum de la Constitución española de 1978. La Transición española y la Constitución resultante no fue solo el deseo de los españoles por articular una democracia que permitiera vivir juntos a quienes deseaban solucionar pacífica y civilizadamente los conflictos que se generan en una sociedad libre. Fue algo más. Fue la constatación de que una sociedad de excluyentes y excluidos se supo aglutinar alrededor de un propósito de convivencia, y todo ello como consecuencia de que los excluidos no albergaron en sus corazones ni un gramo de odio ni transmitieron ese sentimiento, que todo lo destroza, a sus descendientes.

Sigue leyendo

No son los mejores

Casi todo un país aplaudiendo a unos tipos que, por lo visto no saben nada sobre derechos humanos. Ellos, al parecer, solo saben pegarle patadas a un balón

La selección española celebrando un gol ante Costa Rica. EP

La euforia se desató entre los forofos de la selección de futbol española, la llamada “roja” para evitar lo de “nacional” y así no ofender a los nacionalistas que siguen con la matraca de que España es una de las tantas naciones que conforman la península ibérica. La “roja” le ganó a la selección nacional de Costa Rica por siete goles contra ninguno de los centroamericanos. Que se sepa, los jugadores, técnicos y directivos de la Federación Española de Fútbol no han tenido ni un solo gesto para manifestar su rechazo a un país, Qatar, que tiene mucho dinero y poca libertad.

Sigue leyendo

Si se pierde territorio, se pierde libertad

Destruir la Constitución que nos protege nos hace menos libres. Podríamos vivir sin Cataluña, pero no podemos ni queremos vivir sin libertad

Pere Aragonés, presidente de la Generalitat junto a Oriol Junqueras, líder de ERC

La nacionalidad, en este caso la española, es algo que se adquiere con el nacimiento y la inscripción en el Registro. Puesto que no se trata de un sacramento, debemos concluir que la nacionalidad española no imprime carácter, de donde se infiere que aquellos que no la quieran deberían pedir su renuncia a ella de manera individualizada, sin pretender arrastrar a todo un pueblo a esa renuncia. En caso contrario se entenderá que se quiere ser español. ¡Como se quiera!; ¡Con las diferencias que se quieran!, incluido el ser español no practicante. Y los españoles, por muy diferentes que seamos, somos todos iguales ante las leyes. O español o no español, ésta es la cuestión.

Sigue leyendo